www.parquejoyero.es
x
Ruta: » »
Entrevista de Diario Córdoba a Arístides Bermejo
2014-09-10

A continuación, reproducimos la entrevista que el Diario Córdoba ha realizado al gerente del Parque Joyero, Arístides Bermejo.

TRAYECTORIA ESTUDIO EMPRESARIALES EN SEVILLA Y PROTOCO Y ORGANIZACION DE EVENTOS EN MADRID Y HA TRABAJADO EN FIBES COMO JEFE DE PROTOCOLO, EN LA CONSEJERIA DE AGRICULTURA Y EN EL HOTEL ALFONSO XIII. HA VIVIDO EN MIAMI, FILIPINAS, INDIA, ETIOPIA Y DUBAI.

--Con todo ese recorrido, ¿cómo ha sido llegar al Parque Joyero de Córdoba?

--Por una amiga de Córdoba, que se enteró y me avisó. Yo no sabía para lo que era.

--Y era para ser gerente del parque, que se encuentra en una situación muy delicada.


--Yo no soy consciente de que eso sea así. Al revés. Veo un potencial impresionante y un gran desconocimiento del parque por la gente de Córdoba.

--Pero no es menos cierto que no atraviesa su mejor momento. Se han ido socios que no pagaban las cuotas y económicamente pasa una situación delicada.


--A ver, yo cuando llego, el Córdoba sube a Primera y me entero de los datos reales del parque que son 800 personas que trabajan en él y unas 2.500 indirectamente, un recorrido de diez años y una estabilidad de negocio pese a la crisis, que en la joyería también ha sido fuerte, y con tendencia a mejorar. Y los joyeros se han dado cuenta de que no solo pueden venir los clientes a buscarlos sino que podemos salir a buscarlos fuera. Y en eso estamos.

-Clientes que hay que buscar para dos cosas, para los joyeros y para los espacios que tiene sin vender el parque...


--Vamos a ver, a mí me contratan y yo pregunto qué es lo que quieren de mí. Y hay tres patas de negocio. Una es rentabilizar los espacios de dentro del parque. Sumando a eso la oportunidad que tenemos del pabellón del Ayuntamiento como un centro de ferias. Y le sumamos un centro empresarial como el que tenemos, que es muy potente y va a más. Otro, comunicación interna. Un parque que tiene unas connotaciones particulares y vamos a generar noticias en positivo, porque las tenemos. Y la tercera, buscar mercado y clientes fuera de España para todo el colectivo del parque.

--Es normal que le contraten porque ve una oportunidad donde otros ven un lastre, como es el caso del pabellón, que se ve como un obstáculo para el desarrollo del recinto, porque la verdad es que el proyecto no se clarifica.

--En absoluto. Cuando yo llego me encuentro una ciudad de 300.000 habitantes, una estación de AVE, un aeropuerto...

--...Que no funciona.


--Bueno, peor sería no tenerlo. A todo eso me encuentro un pabellón que si sí que si no... Una ciudad como Córdoba se tiene que posicionar entre las diez mejores de España a nivel de negocio, de industria y demás. Aquí se genera el 60% de la producción joyera de España. El pabellón sumará una oportunidad de ferias y de congresos y volumen de negocio a Córdoba.

--Pero el retraso del proyecto está perjudicando a la ciudad.


--Indiscutiblemente, un pabellón como este no lo puedes comercializar el día antes de abrirlo, sino un año antes, así que ya estamos perdiendo. Lo que sí es cierto es que en beneficio de la ciudad, todos tendrían que estar de acuerdo con esto.

--El martes hubo una asamblea en la que parecía que se iba a disolver el parque y no ha sido así. ¿Cómo está la entidad?


--Nadie pensó que el parque se fuera a cerrar.

--Parecía, porque era una de las posibilidades que figuraba en la convocatoria de la asamblea.

--A ver, podemos seguir hablando de crisis y de desgracias pero con eso no avanzamos. En la asamblea todo el mundo estuvo de acuerdo en que la única solución, la viable, era la de ajustar el patrimonio real.

--Eso qué quiere decir, ¿poner las naves más baratas para que se puedan vender?


--No. Eso es ser realistas. Y no es solo eso. Es que se estaban barajando unas cifras que no eran reales. Ojalá lo hubieran sido, pero ya pasado el tiempo y la crisis... ¿Que tenemos 1.000 millones? No, tenemos equis.

--¿Hay demanda?

--Interés por estas naves siempre ha habido. Porque estamos hablando de un local en un recinto de los más seguros de Europa, con unas instalaciones que impactan. Pero lógicamente, quieren que se adecue el precio.

--Con ese panorama, ¿cuáles son sus objetivos ?


--Se está elaborando un plan de actividades, porque el año que viene se cumplen 10 de la inauguración. Habrá un año entero dedicado a eventos, que no solo afectarán a la joyería sino a toda la sociedad cordobesa, queremos contribuir a reposicionar la ciudad de Córdoba.

--¿Nos puede hacer una pequeña radiografía del parque?

--Son 142 módulos de fábricas y 92 locales comerciales, con naves de entre 300 y 600 metros cuadrados. Hay además unas 600 plazas de garaje en superficie y otras 1.000 bajo tierra. Son 174 empresas de las que solo 15 no son de la joyería, porque se ha abierto a otros sectores.

-¿Y económicamente?

--El coste de la comunidad es de 0,59 euros el metro cuadrado y eso mantiene las instalaciones, la seguridad, la limpieza y además intentamos buscar repercusión en medios del sector de la joyería y acciones de apoyo a las empresas que hay.

--Sí, pero me refiero a la situación económica por la que atraviesa el parque. ¿Cuál es?

--Una cosa son las quince naves que quedan por vender y otra las cuentas del parque, que están absolutamente saneadas. No se le debe dinero a nadie. No está en números rojos. Diferente es el tema de las naves, que tienen una financiación con unos bancos, que es una historia que va en paralelo.

Entrevista realizada por Rafael Valenzuela con fotografía de Juan Algar
Diario Córdoba
09/09/2014

« Volver